La filtración de aguas negras desgastaron la estructura de cuatro viviendas.

 

Cada vez se registran más personas afectadas por las fuertes lluvias que enfrenta la capital en estos días. En esta ocasión el turno fue para cuatro viviendas en el barrio Lourdes, tras la caída de dos muros por la filtración de aguas del alcantarillado. 

“El agua se desbordó, se devolvió por los sifones hablando la tierra y tumbo los muros de dos cuartos que había en la parte trasera de la casa, perdimos camas, enceres y unas máquinas de coser, nos dicen que tenemos que evacuar pero no tenemos a donde ir“declaró Leonardo Salamanca, uno de los vecinos afectados.

Las familias afectadas (14 adultos y 6 niños) esperan que durante el transcurso de este miércoles lleguen las ayudas del Distrito, pues no cuentan con ningún lugar a dónde ir.