La Alcaldía Mayor dio a conocer un vídeo del posible escenario que se reflejaría en la ciudad con la construcción de TransMilenio por la carrera séptima, una obra que la mayoría de la ciudadanía no apoya, pero que la administración Distrital apuesta hasta el final. 

 

Según la Alcaldía, TransMilenio por la séptima beneficiaría a más de 333.000 personas que se mueven diariamente por este corredor vial, aunque la ciudadanía apuesta por el Tranvía, el Distrito insiste en que los buses rojos serían la solución para mejorar la movilidad en este sector.

 

Estas son algunas de las razones que da la alcaldía para invertir en TrasnMilenio por la carrera séptima.

– Pasará de mover 15.000 pasajeros por hora a 22.000 pasajeros en 50 minutos.

– Se reducirá en un 80 % el número de buses, optimizando la movilidad y transportando más pasajeros en menos tiempo.

– Es decir, serán 140 buses, una quinta parte de la cantidad de vehículos que hoy circulan por el corredor. Además, serán buses con tecnología limpia.

– La velocidad promedio del corredor será de 23 km por hora, lo que permitirá recorrer en 50 minutos el tramo entre las calles 32 y la 200 en horas donde actualmente el tráfico es denso y tarda hasta 2 horas y media.

– Permitirá conectar con las troncales Décima, 26, Caracas y 170, y a futuro con la troncal de la avenida 68 y el metro.

– El corredor vial contará con carriles mixtos para vehículos particulares, intersecciones a desnivel que eliminan los trancones que se presentan hoy en día en los sectores de la calle 92, la 127 y en la subida a La Calera.

– Habrá mínimo dos carriles por sentido para el tráfico mixto y uno para TransMilenio, dependiendo del tramo. A la altura de las 21 estaciones, los buses de TransMilenio contarán siempre con un carril adicional de sobrepaso. En otros tramos serán más de dos carriles para el tráfico mixto y dos para TransMilenio.

– Hoy un ciudadano que quiera ir desde la carrera Séptima con calle 200 hacia el centro debe hacer entre 2 y 3 trasbordos. Con TransMilenio en la Séptima podrá hacerlo con un solo pasaje, sin trasbordos.

 

Para la ciudadanía estas son razones que no justifican la intervención de la carrera séptima, donde el daño ambiental puede ser alto, así como el posible daño de zonas arquitectónicamente históricas para la ciudad.

Sobre El Autor

Omar Cifuentes
Jefe de Comunicaciones

Comunicador social y periodista, amo la fotografía, mi ciudad (Bogotá), community manager de I ❤ Bogotá http://yoamobogota.com