El concejal Rojas, uno de los mayores críticos de la alcaldía y quien ha cuestionado en varias ocasiones el estado de los buses articulados de TrasnMilenio, ha lanzado fuertes acusaciones sobre la incorporación de nuevos elementos a la flota que en su mayoría ya cumplió con su kilometraje de uso. 

 

Para el cabildante, el Distrito ha mantenido silencio sobre el deterioro y mal estado de los articulados, generando un detrimento en el patrimonio de los bogotanos.

 

“Desde el año 2010 a junio del año 2017 los operadores de Transmilenio han recibido por los menos 400 mil millones de pesos en ganancias pero eso no se está viendo reflejado en el servicio y los cambios de rutas, 400 mil millones de pesos de ganancias y hasta el momento no se renueva la flota de la fase 1 del sistema masivo”, señaló el cabildante Rojas.

El concejal ha señalado que el Distrito no ha adquirido un solo bus para la nueva flota, a pensar de la necesidad que tiene la ciudad y aún así ha planteado la posibilidad de renovar los contratos de estos vehículos que ya sobrepasaron el kilómetreje establecido.

Teniendo en cuenta lo anterior, los 773 buses de la fase 1 de TransMilenio seguirán prestado el servicio a pesar de su mal estado y la contaminación que le están generando al aire de la cuidad.

El cabildante selañó que hace un par de meses la alcaldía iba a adquirir los superatículados, esperanzado a la ciudadanía con un nuevo cambio en los buses que usan a diario, pero hoy en día, la realidad es distinta.

 

Información: Suba Alternativa