Las constantes lluvias han hecho que en los últimos días el nivel del río Bogotá se duplique, pero gracias a los arreglos que se han hecho en el mismo, se han evitado un desastre en la ciudad.

 

50 metros cúbicos es el promedio del caudal del río Bogotá, pero el pasado 27 de marzo llegó a los 122m³, cantidad con la cual hace unos años Bogotá podría haber presentado graves problemas por inundaciones. “Hace siete años con estos niveles, el río Bogotá estaría desbordándose en 22 metros cúbicos cada segundo y vertiendo sus aguas a la sabana de Bogotá, el desastre sería inmenso”, señaló Néstor Franco, director de la CAR.

En el proceso de adecuación hidráulica se han retirado 6’800.000 toneladas de residuos sólidos, que le quitaban al río espacio y capacidad de transporte del agua. Sobre las actividades que se han adelantado para el control y el mejoramiento del flujo, el director de la CAR, explicó que: “con una inversión de 200.000 millones de pesos, hemos intervenido 60 kilómetros, desde Soacha hasta la calle 80. Hemos ampliado el cauce del río, limpiandolo. Compramos 6 millones de metros cuadrados de tierra, generando áreas multifuncionales de inundación controlada”.

Al finalizar sus declaraciones, Néstor Franco afirmó que las labores de control y monitoreo continúan, y fue enfático en que el principal problema son las altas cantidades de basura que se arrojan en las calles a diario, junto a el mal servicio y mantenimiento del drenaje urbano.

Fuente: Caracol Radio.