De un total de 706.708 firmas, fueron aprobadas 473.700, 203.000 más de las que se necesitaban para convocar a las urnas. 

 

 

A partir de la fecha comienzan a correr cinco días hábiles para “que quienes no estén de acuerdo con el informe técnico, lo controviertan por escrito ante la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Según explica Juan Carlos Galindo, Registrador Nacional, ” en caso de que se presenten objeciones al informe técnico, la Dirección de Censo Electoral de la Registraduría Nacional tendrá diez días calendario, para dar a conocer la respuesta definitiva sobre la objeción, al comité promotor y a la ciudadanía en general, según lo previsto por la Resolución 6245 de 2015 del Consejo Nacional Electoral”.

Según lo dictamina la ley, a partir de que se conozca la respuesta definitiva por parte del Registrador, se tendrán 8 días para que el alcalde dé la fecha para la realización de la votación,como mecanismo de participación ciudadana, tiempo que no debe extenderse por más de dos meses y donde se deben generar todas las garantías para que se cumpla dicho fin.

En cuanto a los votos necesarios para revocar al alcalde, la ley dice que se necesita el pronunciamiento popular por la mitad más uno de los votos ciudadanos que participen en la respectiva convocatoria, siempre que el número de sufragios no sea inferior al cuarenta (40%) de la votación total válida registrada el día en que se eligió al respectivo mandatario. Este cuarenta por ciento, es el umbral. Si como resultado de la votación no se revoca el mandato del gobernador o del alcalde, no podrá volver a intentarse en lo que resta de su período, señala la Revista Semana. 

 

Después de realizada la votación, la Registraduría informará al presidente sobre los resultados del mismo, donde se llegue a remover el cargo, el mandatario nacional deberá designar un encargado, ya que la ejecución de los resultados es de forma inmediata.

 

 Información: Registraduría Nacional