Horas después de arreglar por segunda vez  la fachada del Cementerio Central, Peñalosa mencionó que este tipo de expresión está relacionada con la criminalidad, por lo que  diferentes personajes salieron a defenderse.

 

“Los grafitis generan un ambiente propicio para la criminalidad” aseguró el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, después de la restauración de la fachada del Cementerio Central. Frente a este comentario, grafiteros como Cacerolo y Rek salieron a defenderse.

Para Cacerolo “el lenguaje y las palabras que utilizó el alcalde son inapropiadas, para nadie es un secreto que el grafiti es en esencia ilegal pero creo que están estigmatizando al artista”. Por su lado Rek, no sólo resaltó el reconocimiento que ha tenido Bogotá por sus grafitis, sino que también aclaró la responsabilidad que deben tener los artistas urbanos con iglesias y cementerios: “para que me respeten hay que dejar este tipo de espacios quietos, me parece desafortunado que estos personajes hayan rayado el Cementerio Central pero más desafortunado el comentario del Alcalde”.

También Gustavo Trejos, papá de Diego Felipe Becerra, joven asesinado por un policía mientras pintaba un grafiti en un puente en el norte de Bogotá, dijo que “el hecho de que haya grafitis no significa que hay delincuencia alrededor, creo que el Distrito debería preocuparse por generar una cultura del grafiti responsable en la ciudad generando los espacios para que los jóvenes puedan rayar y no criminalizarlos”.

 

Fuente: Caracol Radio.

Foto: Alejandro Escamilla.

 

Dejamos para ustedes el link de un vídeo con opiniones de los bogotanos sobre los grafitis: http://bit.ly/2oowJEa