Los ciudadanos estamos respondiendo por los constantes daños a las puertas de las estaciones. Cerca de 10.000 millones en un año.  

 

Transmilenio manifiesta que a diario las puertas deben ser sometidas a reparaciones por correas rotas, vidrios rotos, motores quemados o tarjetas electrónicas dañadas, entre otras, todo por el mal uso por parte de los usuarios, el vandalismo y en algunos casos por fallas del sistema debido a que está en constante operación.  

Entre 17.000 pesos y 12 millones de pesos está el costo de reparar las puertas automáticas de las estaciones de Transmilenio, dependiendo de si el daño generado es superficial o llega a afectar al sistema electrónico y mecánico, como por ejemplo daño en la unidad de tracción y en la tarjeta principal. Y todos estos gastos se cubren con el dinero de los bogotanos.

Durante 2016 y lo que va del 2017, Transmilenio ha invertido cerca de 9.798 millones de pesos de los ciudadanos en el sistema, y 7.227 millones de pesos de ese dinero se han utilizado para reparaciones por daños.

 

Fuente: Caracol Radio.