Según el secretario de gobierno de Bogotá, llevan un mes en negociaciones con las familias para que desalojen el lugar.

 

 

En entrevista con Caracol Radio, el secretario de gobierno de Bogotá, Miguel Uribe, señaló que “como lo ha dicho el Alcalde Mayor, podríamos casi que inferir que hubo un incentivo para a invadir esta clase de lotes”, pues la administración pasada no estaba de acuerdo con la obra. Además aseguró que detrás de los incidentes que se han presentado hay políticos y abogados que con triquiñuelas buscan engañar a estas familias.

Únicamente 6 familias han aceptado el soporte económico de $51.000.000 ofrecido por la alcaldía, para que desalojen la ALO, y los lotes desocupados han sido asegurados, pues según Uribe, estos son propiedad del IDU desde el año 2000, año en el cual se compró el terreno para la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente. Los lotes en los cuales no se encuentran familias, ya fueron demolidos.

El día de ayer se iniciaron nuevas negociaciones con las familias restantes, pero en caso de no llegar a un acuerdo, estas familias serán desalojadas.

 

Entrevista completa: