Distrito no aprueba propuesta de declarar alerta en Bogotá por niveles de contaminación, presentada por el concejal Cardozo.

 

Tras la declaración de emergencia ambiental en Medellín, el concejal Jairo Cardozo del Movimiento Mira, solicitó con documentos del Ideam y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el Concejo de Bogotá, y realizó una especial advertencia por el material particulado que hay en dos localidades de la ciudad: Kennedy y Puente Aranda.

Según los estudios presentados por el concejal, en esas zonas se agrupa el mayor número de partículas nocivas para la salud, de tamaño menor a 10 micras (pm10) y de menos de 2,5, las cuales se originan en la actividad industrial, y otros gases como el dióxido de nitrógeno, el monóxido de carbono y el dióxido de azufre. Las partículas de menor tamaño, son las más dañinas pues penetran con mayor facilidad al organismo, y pueden generar fallas en el sistema respiratorio. A mayor exposición, mayor es el riesgo.

Frente a esta petición la Secretaría Distrital de Ambiente respondió el día de ayer, que Bogotá no se encuentra en una emergencia ambiental, pues a diferencia de Medellín no está rodeada totalmente por montañas, y esto permite que el aire fluya mejor y no se acumulen las partículas.

Francisco Cruz, jefe de la Secretaría, explicó que: “En Bogotá no hay razones para declarar la alerta roja por contaminación del aire. Decretar esta medida en la capital implicaría una parálisis de la ciudad (…) Las mediciones no dan para emitir una alerta, estamos por debajo de los índices nacionales y estamos intensificando los controles”. Sobre los reportes presentados por el concejal Cardozo, manifestó que ya se están tomando medidas en esas dos zonas de la capital (Kennedy y Puente Aranda) y  en coordinación con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR)  intensificará los operativos de control a vehículos de carga, particulares y transporte intermunicipal, en puntos estratégicos, como las terminales de transporte y las cinco entradas y salidas de la capital.

Cruz recordó que Bogotá cuenta con 13 estaciones y una unidad móvil que monitorean, las 24 horas, el material particulado emitido, tanto por las fuentes fijas como móviles, garantizando un control constante de los niveles de contaminación del aire. Sin embargo, para evitar una futura emergencia, hizo la invitación para que los bogotanos usen más medios alternos como la bicicleta, andar a pie o compartir carro.