Con su piano y un público expectante, Fito Páez le regaló a Bogotá una noche mágica. Hoy los espectadores podrán, además, celebrar su cumpleaños 54.

 

 

El día de los amigos no pudo tener un mejor regalo que el regreso de un grande del rock latinoamericano. Fito Páez, “Dar es dar…” muchas caras llenas de alegría por ver a su artista favorito en el escenario y una vez terminada la canción, una mirada y un “Otra vez en Bogotá, che“ iniciaron una noche que quedará grabada en la memoria de todos los asistentes.

Páez, emocionó con cada una de sus letras que son épicas y han marcado la vida de muchas generaciones, y al mismo tiempo mostró su preocupación por la salud de su gran amigo y mentor Charly García. Le agradeció y de paso se despidió.

Hoy, este gran artista cumple 54 años y los celebrará con los seguidores que asistirán a la segunda fecha de su gira “solo piano” en el Jorge Eliécer Gaitán. Seguramente la noche no sólo estará llena de buena música, sino de grandes sorpresas.