La Escuela Taller de Bogotá (calle 13 n.° 18- 90) y la secretaría de cultura e integración inauguraron: ‘Habitar mis historias: de puertas para adentro’, una exposición de arte hecho por ex habitantes de calle.

 

 

Actualmente, en Bogotá más de 1.000 personas en estado de indigencia aprovechan los centros de habitabilidad, como el Bakatá, para capacitarse por medio de talleres de literatura, canto y pintura, y de esta forma ir dejando poco a poco las calles de la ciudad.

Como reconocimiento a estas personas que están luchando por salir adelante, y como forma de integrarlos a la sociedad, el centro Bakatá, la secretaría de cultura y la Escuela Taller de Bogotá, abrieron la exposición con los testimonios, cartas y pinturas hechas por ex habitantes de calle, en los que reflejan su realidad antes y después, hablan de sus sueños y hacen confesiones.  

Rafael Arce es uno de los expositores de ‘Habitar mis historias: de puertas para adentro’, tiene 57 años y desde diciembre del pasado año se unió a la familia Bakata. Según su testimonio, en Bakata pudo encontrar lo que le hacía falta en las calles, una solución a sus problemas de adicción: “Allá supe que quería ser artista, gracias a los talleres que nos daban”. Ahora se gana la vida por medio de sus pinturas.    

Para la secretaria de Cultura, María Claudia López, esta es una oportunidad para conocer un poco sobre nuestra ciudad, relacionarnos con el otro y reconocer el poder renovador que tiene el arte. “Gracias a esta exposición encontramos talentos maravillosos pero ocultos. Invito a todos los bogotanos a que observen cómo las pinturas, la creación de máscaras en yeso y hasta cartas son una poderosa herramienta para superar situaciones dolorosas”.

Cualquier persona puede acercarse y disfrutar de la muestra, ubicada en la calle 13 n.° 18- 90, hasta el día de mañana desde las 8 am.

 

Galería de fotografías El Tiempo: ‘Habitar mis historias’

Fuente: El Tiempo.