Así se vivió una nueva versión del SOFA en Bogotá